Por primera vez, una empresa no financiera tendrá su propia red de cajeros automáticos